NUESTROS TRATAMIENTOS DE LOGOPEDIA

¿EN QUÉ PUEDE AYUDARME LA LOGOPEDIA?

El tratamiento de logopedia es la disciplina que tiene como finalidad: la prevención, valoración, diagnóstico y recuperación integral de la comunicación humana.

A grandes rasgos, entendemos la logopedia como un abanico muy amplio de la comunicación, que se puede desarrollar en diferentes entornos, desde el educativo, conductual, clínico y hospitalario hasta el entorno sociosanitario.

La logopedia como disciplina no actúa sola, debe hermanarse con otras disciplinas y ciencias para poder interactuar teniendo en cuenta la realidad biopsicosocial y cultural de cada persona.

Como logopedas necesitamos contemplar a la persona no como una patología, síntoma o enfermedad, sino como un ser al que hay que conocer, escuchar, incluirlos en la terapia y hacerlo participe en todo el proceso de rehabilitación.

DIFICULTADES DEL HABLA

PROBLEMAS DE DEGLUCIÓN

PROBLEMAS DE LENGUAJE

COMUNICACIÓN ALTERNATIVA

EXPLÍCANOS TU CASO





¿CUÁNDO ES NECESARIO ACUDIR AL LOGOPEDIA?

¿EN QUÉ CONSISTE LA LOGOPEDIA?

La logopedia como terapia se utiliza para abordar los problemas, patologías o dificultades en el área del lenguaje oral y escrito, en el habla y la pronunciación, en la audición y la disfagia, es decir la comunicación en su amplio abanico de posibilidades.

El punto de partida de la logopedia se inicia con una serie de protocolos valorativos y tests que se le realizan al paciente (junto con su familia, teniendo en cuenta su perfil comunicativo) a la par que se lleva a cabo una observación directa en situaciones comunicativas a las personas que existen sospechas o señales de alarma, de trastornos del lenguaje, habla, lectoescritura, déficit auditivo, disfagia, etc.

Toda esta información, nos permitirá circunscribir las necesidades y demandas del paciente en cuanto a la comunicación y llegar a un diagnóstico, establecer un pronóstico y un planteamiento de objetivos adaptados a cada persona.

EJERCICIOS DE LOGOPEDIA

Diseñaremos en cada sesión de logopedia y ponemos en marcha, diferentes ejercicios para poder activar de manera holística los órganos bucofonatorios (lengua, labios, paladar, mejillas, etc.) Estos órganos, no dejan de ser músculos y como tales, necesitan tener una tonicidad, agilidad, movilidad y fuerza adecuada. Todos estos órganos intervienen en la producción de los fonemas (de los sonidos del habla). A ello, debemos sumarle una serie de actividades creativas, en las que debemos abordar la respiración, la postura, la proyección de la voz, e introducir todos sus parámetros: tono, timbre e intensidad.

SISTEMAS ALTERNATIVOS DE COMUNICACIÓN EN LOGOPEDIA

También dentro de la terapia de la logopedia se puede abordar los diferentes sistemas alternativos y aumentativos de la comunicación, llamados SAAC, que son formas de expresión distintas al lenguaje hablado, que tienen como prioridad: incrementar y compensar las dificultades de las personas con discapacidad, ofreciendo mayor autonomía y calidad de vida a la hora de poder comunicarse.

Teniendo en cuenta la pluralidad de entornos, la neurologopedia es una rama de la logopedia, que integra la comunicación humana, a todas las funciones cerebrales asociadas a la comprensión y a la expresión del lenguaje verbal, oral y escrito y también la comunicación no verbal, las funciones auditivas, visuales, cognitivas, etc. Actúa directamente en el campo del daño cerebral adquirido (traumatismos craneoencefálicos, ictus, etc.) y en enfermedades neurológicas progresivas que afectan el sistema nervioso (demencia, Párkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple, enfermedad de Huntington, etc.

TRASTORNOS Y FUNCIONES QUE TRATA EL LOGOPEDA

La terapia de la LOGOPEDIA va dirigida a personas que presentan:

Dificultades o problemas en la voz

Por abuso vocal, pólipos, nódulos, Edema de Reinke en las cuerdas vocales, alteraciones que se producen por la paralización de las cuerdas vocales por cáncer, etc.

Dificultades en el habla

Problemas vinculados con la articulación y producción de sonidos, ya sean por dislalias (alteraciones en la articulación de sonidos), disartrias (trastornos de la programación motora del habla), trastornos en la fluidez verbal y el ritmo (disfemia).

Problemas del lenguaje

En el lenguaje comprensivo o expresivo, ya sea por retraso en la adquisición del lenguaje, trastorno específico del lenguaje, dislexia, afasias, entre otros.

Dificultades en la audición

Al presentar esta discapacidad auditiva en sus distintos grados de hipoacusia, la comunicación se puede ver muy comprometida. Actualmente existen implantes cocleares que hacen más funcional la audición; también se deberá trabajar la fonética y los diferentes aspectos de la voz.

Problemas de deglución

En este grupo destacamos a la disfagia (dificultad o molestia importante a la hora de deglutir, ya sean texturas líquidas o sólidos).

Personas que necesitan sistemas alternativos y aumentativos de comunicación (SAAC):

Incluiremos a personas con discapacidad física (secuelas de parálisis cerebral, traumatismos craneoencefálicos, malformaciones craneofaciales, enfermedades neuromusculars progresivas). Otro grupo que podríamos incluir serían aquellas personas con discapacidad intelectual, cognitiva y física (autismo, multidiscapacidades, etc.) y a personas con discapacidad sensorial (auditivo, visual, etc.) y a colectivos vulnerables (personas sometidas a operaciones que impliquen a la comunicación y a personas inmigrantes que desconocen el idioma).

Accidentes cerebrovasculares

Deterioro cognitivo y neurológico

Por demencias, Alzheimer, Párkinson, esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple, etc.

¿Necesitas un tratamiento de logopedia?

Contacta con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

¿Necesitas nuestros servicios de neurorehabilitación?

El tratamiento que necesitas para salir adelante

LOGOPEDIA PARA ADULTOS EN BARCELONA Y TARRAGONA

La terapia de la LOGOPEDIA, como herramienta es capaz de mejorar los siguientes aspectos en la calidad de vida. 

  • Las alteraciones en las cualidades de la voz y sus diferentes patrones (sobreesfuerzo, debilidad de la voz, etc.), mediante ejercicios de respiración, resonancia, proyección de la voz, etc.
  • Dificultades para pronunciar fonemas o grupos de fonemas, por sustitución, distorsión, omisión o adicción de fonemas, que perduran más allá de los 5 años, mientras que no existan evidencia de déficit auditivo, trastornos neurológicos, cambio idiomático, etc.
  • Las alteraciones al intentar pronunciar los fonemas ya sea por una causa orgánica, cuando se activan los músculos relacionados con el habla.
  • Mejorar la presencia de dificultades para coordinar los músculos del habla, a la hora de pronunciar palabras o frases. Mejora el enlentecimiento o balbuceo de quien habla.
  • Prevenir la cronificación, la tartamudez o disfemia; es decir que se puede mejorar la fluidez del habla, la repetición entrecortada o prolongada de fonemas.
  • Las dificultades la hora de escribir siguiendo las normas establecidas en ortografía, acentuación, puntuación, etc.
  • La escritura más comprensible, vinculada a la psicomotricidad de los trazos a la hora de escribir, a los errores en el tipo de tamaño o magnitud o estructuras de disposición de las letras.
  • También se puede mejorar la agrafia, causada por una lesión cerebral (daño adquirido).
  • Mejora los trastornos del lenguaje (disfasia), que afectan la expresión o comprensión. Ello, se hace efectivo al tener mayor intención de comunicarse con los otros, aumentar la riqueza de vocabulario, mejorando la memoria auditiva, la organización en los campos semánticos, incorporando gestos comunicativos.
  • Mejorar las secuelas de la expresión, comprensión, lectura y escritura, ocasionadas por la afasia. Ello se evidencia en la mejora de las anomias (dificultad para reconocer nombre de las cosas), en la comprensión y uso del vocabulario y gramática, en las narraciones más coherentes y en las destrezas en la comunicación social (lenguaje pragmático), en la capacidad de iniciar y mantener una conversación espontánea, en la capacidad de interpretar bromas, en la capacidad de aclarar o reformular aquello que no entiende del interlocutor.
  • Las secuelas de la dislexia, es decir el trastorno del aprendizaje que supone la dificultad de leer.
  • El agramatismo, es decir que puede mejorar la construcción de frases, la ordenación de palabras, muy evidentes en pacientes que presentan afasia de Broca.
  • La musicalidad del lenguaje, (disprosodia), es decir, que se puede ver una evolución en la alteración que se produce en la entonación, en el ritmo y uso de pausas.
  • Mejora las funciones ejecutivas vinculadas a la comunicación (la planificación, la memoria de trabajo, la inhibición, la flexibilidad, la multitarea, la toma de decisiones, etc.)
  • Mejora la seguridad y la eficiencia en la disfagia a líquidos y sólidos.